DEBERES DEL EMPLEADOR EN CASOS POSITIVOS DE COVID EN EL TRABAJO

16-6-2020 

Ante la proliferación de casos positivos de COVID-19 en los últimos días, se presenta el interrogante en muchos empleadores respecto cuales son los pasos a seguir en caso de detectarse un positivo dentro del ámbito del comercio/empresa. 

Sobre el particular, recordamos que la resolución 202/2020 del Ministerio de Trabajo por la que se suspendió el deber de asistencia al trabajo (con goce íntegro de remuneraciones) y la implementación del trabajo a distancia para aquellas tareas que así lo ameriten, dispuso: "ARTÍCULO 6°.- El empleador deberá extremar los recaudos suficientes que permitan satisfacer las condiciones y medio ambiente de trabajo en consonancia con los protocolos establecidos por la autoridad sanitaria para la emergencia Coronavirus – COVID-19". 

Además, los empleadores se encuentran obligados a facilitar y acatar las acciones preventivas generales en materia sanitaria y el seguimiento de la evolución de las personas enfermas o que hayan estado en contacto con ellas. También de reportar ante la autoridad sanitaria toda situación encuadrada entre los casos previstos en el artículo 7 del DNU 260/2020 (cuarentena obligatoria para casos positivos, personas con síntomas sospechosos, o personas con contacto estrecho a estos). 

A su vez, la Ley de contrato de trabajo le impone al empleador un deber de preservación de la seguridad psicofísica de sus dependientes, colocándolo en la obligación de cumplir con todas las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes sobre higiene y seguridad en el trabajo, otorgándole incluso el derecho al trabajador de no prestar servicios si ello no se cumple (Art. 75 LCT).

En este contexto de normativas a cumplir, de confirmarse uno o más casos positivos de Covid-19 dentro del comercio o empresa, el empleador deberá dar inmediato aviso a la ART contratada y a las autoridades sanitarias nacionales o provinciales, tanto sea que el trabajador/a reportase esta situación desde su domicilio, como si los síntomas fueran detectados en ocasión de la jornada de trabajo. En cualquiera de los casos, deberá analizarse el contacto de esta persona con el resto del personal y aplicar todos los protocolos de acción.

Todas aquellas personas que hayan mantenido contacto estrecho con la persona contagiada deberán ser testeadas y separadas de sus tareas hasta tanto sean obtenidos los resultados. De igual modo, deberá procederse a realizar la desinfección del lugar y de las herramientas de trabajo con las que el o los trabajadores/as hayan tenido contacto. 

De todo ello se sigue, que en aquellos casos de comercios o empresas pequeñas el empleador se vea en la necesidad de cesar la actividad comercial hasta tanto la o las personas contagiadas obtenga su alta definitiva, sean realizados los procedimientos de desinfección y se tenga por aclarada la situación de aquellas personas que hayan compartido el ámbito laboral con la persona contagiada.

Distinta será la suerte de las empresas con gran dotación de personal y turnos rotativos, quienes podrán aislar o rotar empleados, logrando que la reanudación de tareas demore lo que los procesos de desinfección requieran. 

El presente artículo no resulta un análisis exhaustivo sobre el particular, ni brindar asesoramiento jurídico. En cuyo caso, invitamos a realizar su consulta a través de los medios de contacto.

 

    email: contacto@bmrv.com.ar        

                                                     Talcahuano 638, 1° “F”, CP C1013AAN, C.A.B.A.
                                         Tels: (011) 4373-2530 / 4371-7955           

  

Copyright BMRV  © 2017. Todos los derechos reservados